domingo, 31 de julio de 2011

LA VIDA EN ESPIRAL

Por Carmen Molo.


Mi vida giró en espiral hace unos años en un trayecto del camino, cayendo de bruces al polvo. Y ahí quedé primero aturdida, después dañada, por eso que llamas el " cuento de la realidad ".
 Me costó levantarme, sí, pero lo hice.
 Y gracias a que el camino me desplazó de la senda, pude sentir aquello que yo había dejado perder: mi libertad y recuperar el espíritu de aventura.  En esos afanes de aventura, una de las cosas que he  podido sentir es la moto.
 Desde siempre, me han atraído las motos. También les he tenido miedo.  Pero, desde el primer momento que subí en ella ( " la niña " se llama y  también es una custom como la tuya ), la he respirado: he abierto los brazos en cruz, he tocado las ramas de los árboles, he cerrado los ojos, inhalando el aroma de los pinos y dejándome llevar por las sinuosas curvas como si de un baile se tratara.
 Con ella, me he sentido viva y conectada a la madre tierra.
 Qué bueno que estés disfrutando del camino, sin prisas ni objetivo ni agobio por tener que llegar a lomos de tu poderosa, que, por cierto, es preciosa hasta sin sacarle brillo
video

Sinfonía para dos cilindros y un pedazo de silenciador, (Tomasso Marinetti) 

1 comentario:

  1. Jajaja, compadre!
    Qué ingeniosa y divertida sinfonía..
    El músico ha estado afinado y concentrado todo el tiempo ( y si!, pedaso silenciador )
    PD: Inmóviles somos todos comos A y B en alguna ocasión, no crees? ( igual de ingeniosa,divertida y sinuosa que la sinfonía )

    ResponderEliminar